Reciclaje

En las últimas fechas nos hemos acostumbrado a que proliferen los datos positivos sobre el reciclaje en los hogares españoles. Cifras como las 371.218 toneladas de plásticos que se llegaron a separar en nuestro territorio en 2013 y que nos han situado como los segundos en este apartado específico, a nivel de la Unión Europea.

No obstante, existe una preocupación y una tara que reduce su eficacia e inquieta al ciudadano a la hora de acumular residuos en sus viviendas y es el espacio que ocupa. Si atendemos a los porcentajes de personas que aún no reciclan, y sus motivos para ser reacios a esta práctica necesaria, destaca en primer lugar la falta de un lugar físico para acumular tantos productos.

Leer más

Sección: Comentarios

Al plástico se le considera material no-biodegradable ya que se estima que tarda unos 180 años en descomponerse aunque este puede variar en función del tipo de plástico. Además de su lenta degradación supone una grave amenaza por su utilización masiva. Los plásticos más comunes que se reciclan, son el PVC, el más contaminante, y el PET.  El proceso. En primer lugar se recolecta en industrias o en los contenedores de color amarillo, se limpian con productos químicos, se seleccionan por tipo de plástico, y posteriormente se funden para obtener nueva materia prima, que puede moldearse de nuevo.

Con el reciclaje conseguimos reducir sensiblemente la cantidad de residuos provocados por botellas, bolsas o envases de los vertederos. Existe en la actualidad una gran concienciación con las bolsas de plástico tradicionales, que se están sustituyendo de las grandes superficies por otras reciclables o bien por alternativas duraderas como las bolsas de “fibra”, estas bolsas biodegradables están creadas con polímeros biodegradables, que se pueden desechar como materia orgánica, y se descomponen con gran facilidad.

Leer más

Sección: Guía

Es un hecho que hay una relación directa entre la renta de un país, su desarrollo y la cantidad de residuos sólidos urbanos que produce. Uno de los problemas más importantes que tienen que afrontar las sociedades desarrolladas es la gestión de los residuos que generan; procesos que se caracterizan por actuaciones medioambientales. 

Sabemos que se ha avanzado en la recogida, progresado en la educación y en la sensibilidad ambiental, en el conocimiento científico de los procesos de tratamiento y evolucionado en la aplicación de normativas de protección de la salud ciudadana. En general, los sistemas de gestión son muy variados dado que en su diseño influyen además condiciones locales y nacionales de carácter social, económico y político. Los mejores proyectos se han dado donde se ha registrado un punto de equilibrio entre todas las partes.

Leer más

A lo largo de las últimas décadas, la ciudadanía es cada vez más consciente de cómo sus hábitos pueden influir de manera positiva o negativa en la conservación de nuestro entorno. Los sucesivos fenómenos, en los que se refleja el deterioro del Medio Ambiente derivado de la actividad humana, hacen que se manifieste la preocupación ciudadana y se intente ubicar la protección del entorno en el centro de las discusiones.

El cuidado del medio ambiente se ha integrado como un valor a tener en cuenta en nuestra toma de desiciones personales, así como en el desarrollo socio-económico. De acuerdo con esto, se evitan todas aquellas conductas y desiciones que puedan generar daños o un gran impacto en el ambiente que nos rodea.

Leer más

En el proceso de reciclaje hay dos pasos sucesivos bien diferenciados, uno es la recolección de los materiales de desperdicio y un segundo, la transformación en otros productos o materias primas. La separación correcta de los materiales que componen la basura es clave para un buen aprovechamiento de los residuos. Por ello es que nuestra concienciación y hábitos de reciclaje contribuyen a una menor degradación del planeta.

Desde el ámbito doméstico, es necesario conocer qué se puede reciclar y dónde hay que depositarlo, porque no siempre se acierta de contenedor, por ejemplo en el contenedor amarillo se recoge un 25% de residuo impropio, es bastante menor la confusión en el caso del contenedor azul y verde con un 5% y 2% respectivamente de residuos impropios. A continuación una idea de lo propio y lo impropio:

Leer más

Los ciudadanos estamos cada vez más concienciados acerca de nuestra responsabilidad medioambiental y de la importancia que tienen nuestras acciones para el futuro del planeta. Dentro de este compromiso, el reciclaje de los residuos que generamos juega un papel clave en la preservación de nuestro entorno.

Porque reciclar es una actitud que tiene muchos e importantes beneficios para el medioambiente: a través del reciclaje no sólo se consigue un ahorro de materias primas, sino que también se evita la emisión de CO2 a la atmósfera y el ahorro de agua y energía.

Y en esta tarea, los ciudadanos somos los protagonistas. Con un gesto tan sencillo como separar nuestros envases y depositarlos en el contenedor adecuado, podemos contribuir enormemente al cuidado del planeta.

Leer más

Ahondando en el proceso del reciclaje de materiales, pocas veces analizamos las tipologías de los residuos que almacenamos a diario en nuestros contenedores específicos. El plástico, entre otros, cuenta con multitud de variedades según el material y el método de producción o tratamiento. A continuación, intentaremos resumir los tipos más habituales:

- PET( Polietileno Tereftalata): Probablemente se trate de uno de los más habituales de nuestro día a día. Es el más empleado para los envases de alimentos y bebidas, tales como las botellas y botellines de agua mineral. Su descomposición puede prolongarse hasta los 150 años. Su proceso de reciclado puede hacer que se torne en piezas para muebles, automóviles e incuso en nuevos envases de alimentos (retornables). Recientemente se ha descubierto un nuevo método para fabricar botellas de PET reciclado que ahorrará costes para las empresas transformadoras.

Leer más

Sección: Guía

En 2012, se recicló el 70,3% de los envases adheridos a Ecoembes. (Todos los datos de reciclaje en España pueden consultarse en el Barómetro)

El 72% de los ciudadanos afirma reciclar todos o casi todos sus residuos a diario.

Beneficios ambientales

Desde que comenzó su actividad, en 1998, en España se han reciclado 12,8 millones de toneladas de envases, lo que supone un ahorro de:

12,6 millones de toneladas de CO2, que es lo que consume un coche en dar la vuelta al mundo más de un millón y medio de veces o diez millones de viajes en avión entre Madrid y Tokio.
14,5 millones de Mwh de energía, la energía consumida por los habitantes de Valencia y Bilbao durante un año.
343 millones de m3 de agua, el consumo anual de agua de 5,5 millones de ciudadanos, equivalente a la población de Barcelona, o lo que contendrían 147.000 piscinas olímpicas.

Leer más

Páginas