Concienciación y Sensibilización

"Cuidar" es un tema recurrente en la reflexión de la RS Medioambiental de los últimos tiempos. Primero fue asumido por cultura, educación, que ve en el cuidado un elemento esencial de responsabilidad pero también ve en la gente la dimensión de "los sentimientos, recuerdos, arraigo frente a desarraigo, paisaje como emoción...". En cierta medida, produce una eterna discusión, entre lo que hemos interiorizado en la vida cotidiana y la ética de base hereditaria, modulada siempre por "cuidar". Posteriormente, este sentir fue asumido por la empresa, pues representa la ética natural de sus actividades. Todo nos afecta y, en consecuencia, nos involucra en la auto-condena del tipo de producción y consumo vigente.

Leer más

A modo de introducción, quisiéramos señalar que entendemos que los valores colman la aptitud pedagógica porque pueden ser elegidos y realizados, y pueden convertirse en la norma que da excelencia a nuestras conductas. Estamos tratando no sólo de derechos sino de voluntades, de compromiso ético, que también reclama la cooperación positiva de todos, de lo que contribuye al desarrollo del hombre en un contexto cada vez más diverso, que obliga a conjugar lo universal, lo próximo-ambiental y lo personal en cada respuesta.

Leer más

En el ámbito de la educación ambiental, la administración juega un papel tanto de promotor como de destinatario en la comunicación ambiental. Las administraciones locales ejercen una parte importante de competencias en la gestión ambiental, y por tanto tienen responsabilidad de asumir con fuerza el reto de la sostenibilidad. Así, el trabajo desarrollado por las corporaciones a nivel local, se observa desde una doble dirección de mejora de estructuras o de fórmulas que incluyan aspectos ambientales dentro de la propia actividad administrativa e iniciativas de certificación ambiental, y procesos comunicativos de sensibilización y concienciación.

La puesta en marcha de nuevas estructuras y modelos de gestión ambiental, precisa cada vez más de programas de concienciación que vayan dirigidos a la sociedad en general, que garanticen la colaboración de los ciudadanos...como actores clave. 

Leer más

El surgimiento de la conciencia ecológica no es algo que aparece de repente, sino que tiene un largo camino. Después de años de crecimiento surgen las primeras preocupaciones por el Medioambiente (MA), aparece cuestionado el modelo económico, del que se perciben injusticias sociales y desequilibrios ecológicos, y se presentan sombrías perspectivas sobre el futuro del planeta, especialmente por el incremento de la población y la escasez de las reservas energéticas y materias primas.

Poco a poco surge la conciencia de la crisis MA y aflora la palabra ecología. Paralelamente, se van acumulando datos que funcionan como señales de alarma e indicadores de la crisis MA, se entra en una época al que los medios de comunicación dedican grandes espacios informativos y de reflexión, en la que la moneda común son los aspectos; efecto invernadero, cambio climático, adelgazamiento de la capa de ozono, contaminación, desertización, pérdida de biodiversidad, residuos, etc. Se acentúa la conciencia de que no se puede seguir en la misma dirección.

Leer más

Al leer los resultados del estudio sobre el calentamiento global, dados a conocer por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), comprendemos que tenemos que reaccionar porque si no lo hacemos ponemos en peligro el futuro de la Tierra y de la Humanidad. No basta que el IPCC diga que el calentamiento global está producido por los seres humanos ya que los verdaderos culpables son los hombres y mujeres que instauraron y globalizaron el modo de producción de los bienes materiales y los estilos de consumo que conllevan a la devastación de la naturaleza y a la estrepitosa falta de solidaridad de las generaciones actuales con las futuras, es decir, nosotros somos el problema, el verdadero horror de la Tierra.

No somos tan cerrados como para decir que no necesitamos la política y la técnica, las necesitamos, sí, pero no es correcto pensar que la solución sólo está en ellas, que nosotros somos el problema implica, que necesitamos un cambio en nuestra forma de ser y de conducirnos. La educación cambiará a las personas. Necesitamos personas educadas en la RS Medioambiental y convencidas, si no, hay que prepararse para lo peor.

Leer más