Ecodiseño

Seccion: 

En el diseño de los productos; para intentar llegar al residuo cero, que es el propósito último de la sostenibilidad, hay que pensar en el final de su vida útil. Para ello hay que trabajar en el diseño; en este caso, en el ecodiseño. El Ecodiseño, también conocido como diseño para el Medio Ambiente, es una metodología que considera la variable ambiental como el factor clave en el diseño de productos industriales. El objetivo, es mejorar el rendimiento ambiental del producto, para ello en su diseño hay que visualizar siempre los 7 elementos de la ecoeficiencia. 

Europa aboga en cuanto menos residuo mejor y, en el caso de que no sea muy posible, que al menos se pueda reciclar. Es decir, convertir esos residuos en materias primas para que se puedan reintegrar al círculo productivo, de este quehacer, surge el concepto economía circular: los productos ecodiseñados requieren un menor consumo de materia prima durante su ciclo de vida y más: el ecodiseño es un proyecto decidido en el impulso de los 7 elementos de la ecoeficiencia. ¡Ya saben! 1) Reducción en la intensidad material, 2) reducción en la intensidad energética, 3) reducción en la dispersión de sustancias tóxicas, 4) aumento de la reciclabilidad, 5) maximización en el uso de renovables, 6) aumento en la duración del producto e, 7) incremento en la intensidad del servicio. 

Por supuesto que hay que intentar llegar al residuo cero y, si no, convertir los desechos en materias primas. En este quehacer coge fuerza, la prevención, la reparación, la reutilización, el alargamiento de la vida y la reconversión de los posteriores residuos en materias primas, aspectos claves tanto en el ecodiseño como en la economía circular.

La Unión Europea está trabajando en la huella de los productos y poco a poco se va incorporando a la normativa del etiquetado. Ver Ecodiseño