Contaminación

Seccion: 

La creciente implicación de instituciones y organizaciones por reducir la huella que dejan las fábricas, los automóviles y más marca una tendencia a seguir e incrementar. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en su informe de 2012 que ese mismo año unas 7 millones de personas fallecieron a causa de la exposición a la polución.

Este mensaje tiene dos vertientes bien claras. El propio ciudadano debe aportar su grano de arena optando por el transporte público y aligerando el tráfico que afecta a nuestro entorno. De ahí que transportes públicos como el Tranvía de Tenerife sean una opción más limpia para nuestros desplazamientos.

Por desgracia para el planeta, nos hemos acostumbrado en las últimas fechas a recibir informaciones negativas sobre el cambio climático y los niveles de contaminación que afectan a nuestro presente y amenazan a nuestro futuro.

Pronto será demasiado tarde: alerta por amoniaco, productos farmacéuticos y de higiene personal, contaminación del aire y del agua, etc. Ver Contaminación

No obstante, de vez en cuando, salen a la luz datos positivos que suponen un verdadero alivio para nuestro entorno y las sucesivas generaciones que habitarán en él. En fechas recientes, la entidad  'Ecologistas en Acción'  revelaba que los niveles de contaminación en España disminuyeron en 2016 con respecto a 2015 gracias, en gran medida, a una menor estabilidad atmosférica y a una reducción de la producción eléctrica proveniente de las centrales térmicas de carbón, petróleo y gas. El informe presentado añadía que el número de afectados por la polución en España se había reducido.