“Los canarios reciclan más y mejor que la media española”

Seccion: 

Antonio Barrón, director de comunicación corporativa y marketing de Ecoembes

DIARIO DE AVISOS I Santa Cruz de

Toda su carrera la ha dedicado al marketing. Antonio Barrón gestiona desde 1998 toda la comunicación de Ecoembes, una empresa que nació solo dos años antes y que ha sido clave en el avance del reciclaje doméstico en todo el país. DIARIO DE AVISOS charló con el director de comunicación con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

-¿Qué retos se ha fijado Ecoembes para los próximos años?

“En estos momentos estamos realizando el Plan Estratégico de Ecoembes 2016-2020. El objetivo fundamental es alcanzar un 80% de reciclado en 2020. Hay que buscar mejoras técnicas de eficacia y eficiencia que permitan alcanzar esos objetivos, siempre dentro de un marco de sostenibilidad. Y otra apuesta muy fuerte va a ser la comunicación y la educación. Comunicación a toda la sociedad, y educación, sobre todo, en los colegios. Los niños de hoy son los adultos de mañana, y es fundamental que crezcan con el hábito adquirido”.

-¿Cuál es la implicación de la sociedad canaria? ¿Cuánto reciclamos?

“Durante 2014 en Canarias se reciclaron 48.508 toneladas de envases domésticos. Es decir, cada ciudadano depositó 7,6 kilos de envases de plástico, latas o briks en el contenedor amarillo, y 10,2 kilos de envases de cartón y papel en el azul. Esta cifra de reciclaje es un 12% superior a la del año anterior. Estamos satisfechos, pero hay camino por recorrer”.

-¿Y cuántos envases depositamos erróneamente en los contenedores?

“El 25% de los artículos se depositan en contenedores erróneos en toda España; sin embargo, en Canarias esta cifra es solo del 17%. Aquí se recicla cada vez más y los canarios que reciclan lo hacen mejor que la media de los españoles”.

-¿Cómo explicaría a los ciudadanos que se resisten a reciclar la relación directa que hay entre esta actividad y la lucha contra el cambio climático?

“Los ciudadanos, cuando ven las cumbres que se celebran para luchar contra el cambio climático o el mismo protocolo de Kioto, piensan que pueden hacer muy poco de manera individual. Pero no es así: cada persona juega un papel clave. Por ejemplo, un ciudadano tiene en la mano una botella de agua mineral vacía y piensa que reciclar esa botella, en medio de este gran problema que es el calentamiento global, no va a significar nada, pero si eso lo hacen 46 millones de españoles durante 365 días, la cosa cambia. En España el año pasado se reciclaron 1,2 millones de toneladas de envases. Estos envases han sido depositados en los contenedores amarillos por ciudadanos como nosotros, uno a uno, día tras día. Este trabajo ha evitado la emisión a la atmósfera de más de un millón de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Es decir, el equivalente a retirar de la circulación el 30% de los vehículos del Archipiélago canario”.

-La cumbre de París se va a celebrar en diciembre. ¿Cuáles son los objetivos irrenunciables desde el punto de vista del reciclaje y de Ecoembes?

“Lo importante es que en esa cumbre todos los países se comprometan y acuerden limitar el aumento de la temperatura global a menos de dos grados centígrados. Es ambicioso, pero tenemos que pensar que todos nosotros somos clave y somos importantes para que se pueda conseguir. Debemos aportar nuestro granito de arena”.

-¿Qué herramientas utiliza Ecoembes para concienciar a la sociedad?

“Usamos los canales de comunicación tradicionales, como la publicidad. Tenemos una línea de campaña que va conjuntamente con las administraciones públicas, regionales o municipales, porque son estas administraciones, sobre todo las municipales, las que tienen más capacidad de influir en la sociedad. Trabajando muy estrechamente y desarrollamos campañas para que estas no tengan que dedicar recursos y esfuerzos. Ha habido un ejemplo en Canarias de este trabajo conjunto. Se trata de la campaña ‘Orgullosos’, que ha estado recientemente en algunos municipios del Archipiélago. Estas campañas se apoyan siempre que es posible en medios masivos para llegar al mayor número de ciudadanos y conseguir un efecto inmediato con el mensaje. Para eso usamos la televisión, la radio, la prensa… Y, además, por otro lado tenemos una línea de contacto muy fuerte con los ciudadanos a través de la celebración de eventos. Estos eventos buscan incrementar la concienciación de la importancia del reciclaje y complementan todo lo que son las acciones de comunicación. Recientemente, con motivo del Día Mundial del Reciclaje, organizamos un mercado del reciclaje, un espacio con talleres para niños, espacios en los que se venden artículos reciclados, etc. Este es solo un ejemplo de las muchas actividades que realizamos a lo largo del año. En Canarias tenemos acuerdos con la patronal hotelera Ashotel y con la fundación La Tirajala, y, además, trabajamos con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para dar cursos de formación a los internos que faciliten su reinserción sociolaboral. Cada acción por sí sola no sería muy importante, pero juntas son fundamentales”.

-¿Qué efecto ha tenido la crisis en el volumen de reciclaje?

“La crisis ha afectado en el reciclaje de manera relativa. Se ha consumido menos y ha habido una reducción muy importante de los envasados puestos en el mercado. Sin embargo, a pesar de que cada año se ha registrado una caída del 3% de productos en el mercado, el dato de toneladas recicladas no ha disminuido. Si la crisis no se hubiera producido, el número de toneladas recicladas habría sido mayor. Lo cual tiene una lectura muy positiva, y es que a pesar de la crisis, los ciudadanos españoles y los canarios tienen cada vez más concienciación y más implicación en el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje”.

-Sí es una lectura positiva, sobre todo teniendo en cuenta que la crisis ha hecho que las personas tengan que priorizar más sus necesidades…

“Sin duda. La preocupación medioambiental nunca ha sido la número uno en la mentalidad de la sociedad, pero sí ha ido teniendo un papel cada vez más importante. El hecho de que la ciudadanía, en plena crisis, una crisis muy intensa que ha hecho que la prioridad sea llegar a fin de mes, siga preocupándose por el medio ambiente, es una buena noticia. Nosotros estamos muy concentrados en que no se baje la guardia ahora que la economía empieza a recuperarse”.